Descubre la boswellia como antiinflamatorio, mejor que el ibuprofeno

La Boswellia es un arbol que se puede desarollar en tipo arbusto que su resina tiene unas grande propiedades antiinflamatorias.

Es originario de la india, en concreto de las regiones montañosas de varios estados indios. Estos son Bihar, Madhya Pradesh y Guyarat. También se ha encontrado en zonas del este de África como Etiopía y Somalia, y en otros lugares como el sur del Medio Oriente, en Yemen y en Omán.

La boswellia o también llamada incienso indio tiene muchas maneras de ser utilizado para fines farmacéuticos y curativos. El componente que se usa para esto son las resinas aromáticas que producen. El uso más ampliamente utilizado es como antiinflamatorio.

Boswellia Serrata Arbol

La Boswellia pertenece a la familia Burseraceae que se extiende en forma de arbusto o en forma de arbol pequeño de hasta 7 metros de altura y suele ser más ancho que alto. Tiende a ser de amarillento a grisaceo y las hojas son estrechas tirando a oblanceolada de unos 18 cm de largo y un largo peciolo de 3 a 20 mm incluido.

Este arbol es de la clase Magnoliopsida, de la orden Sapindales, y de la familia Burseraceae y el género es la Boswellia.

Dentro de la familia Burseraceae, existen unas 40 especies que se han descrito, y de todas estas solo se han aceptado 30. Cuatro de estas especies que han sido aceptadas de la Boswellia, que produce un tipo de resina que tiene diversas cualidades.

De estas especies la que se utiliza para fines médicos es la Boswellia serrata ya que es una planta que produce un tipo de incienso, que en india se llama Salai. Esta especie es de la zona de Rajasthan y Madhya Pradesh. El aroma que produce se aprecia menos que el de las especies B. sacra y B. frereana.

Se comenta que el incienso bíblico pudiera deberse a un tipo de extracto de la resina que se saca de la especie Boswellia Sacra.

De este arbol se obtiene una oleorresina que tiene múltiples usos medicinales. Para obtenerla se realiza una incisión en la corteza, con un utensilio específico para esto, llamado “mengaff”, o con un hacha regular. Al hacerse un corte, se extrae una franja de la corteza, de donde brota esta oleorresina, que tiene una textura gomosa, que al contacto con el aire se solidifica.

Una vez que está dura, es cuando se recolecta, para conseguir lo que se denomina “incienso indio” o llamado como el arbol, boswellia. Este extracto, tiene un poder biológico, con un aroma dulce y extremadamente balsámico, con tintes cítricos, y tonos de limón, manzana verde, y de especias. Por lo que este extracto es my aromático.

Resinas de la Boswellia

La corteza de la Boswellia dalzielii se utiliza de manera habitual en el oeste de África, para tratar las fiebres, reumatismos y problemas gastro-intestinales entre otras afecciones. También la Boswellia ha sido de manera intensa usada en la medicina Ayurvedica.

Los triterpenoides es el elemento activo de la boswellia, y recibe el nombre de ácidos boswellicos. Tienen unas cualidades muy interesantes, en el antiguo Egipto sus propiedades terapéuticas eran conocidas y se aprovechaban para dolencias internas y externas. También era conocidas en la tradición ayurvédica, sus aplicaciones como depurativo sanguíneo, para paliar el asma, el reumatismo o las enfermedades del tracto urinario.

Si te ha gustado ¡Comparte!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Comments are closed.