El francoincienso: Tipos de incienso y uso que tiene en la historia

Desde tiempos inmemoriales se conoce el incienso utilizándose en todo el mundo, y se elaboran con el diferentes productos y se aplica en multiples terapias y hasta en medicina.

Cuando el ser humano descubrió el fuego, al arrojar sobre las brasas flores, hierbas, raíces, cortezas o resinas se debió dar cuenta de que cada uno de estos desprendían variados e intensos olores.

El incienso se compone de una combinación de sustancias resinosas y otros elementos del reino vegetal que cuando arden despiden una fragancia perfumada. El francoincienso es una gomorresina aromática producida por árboles de la familia de las burseráceas.

Debido a sus características se conoce su uso desde el tiempo de los Egipcios en rituales mágicos-religiosos, ceremonias de culto o cómo ofrendas a los dioses. No sabemos a ciencia cierta cuando se empezó a usar para todos esos fines ni qué persona lo descubrió.

Qué es el Olíbano

El francoincienso o franquincienso también llamado Olíbano, es una resina aromática obtenida del arbol Boswellia thurifera o Boswellia Sacra.

Se utiliza como incienso para quemar y los somalíes lo utilizan como goma de mascar tras las comidas. El nombre que tiene se refiere a su preeminencia como el «verdadero» o «franco» incienso, y se deriva del árabe al-luban que significa «la leche», en referencia a la savia lechosa que sale tras golpearse del árbol olíbano. Este árbol es originario de Etiopía.

De acuerdo con el Evangelio de Mateo, oro, incienso “olíbano” y mirra fueron los tres regalos que los Reyes Magos de oriente habían llevado a Jesús al nacer.

Se usaba en los ritos de los templos egipcios o para otros menesteres relacionados con estos y por lo tanto alcanzaba un precio elevado. Se denominaba «La fragancia de los dioses«. Este uso en los templos y que además el humo producían una especie de entusiasmo, se quedó dentro de los ritos religiosos.

La fragancia del incienso, al ser quemado, no sólo revelaba la presencia de los dioses, sino que en cierto modo era también una manifestación divina en cuyo honor ardía.

En la coronación de un nuevo faraón se creaba una ceremonia donde el incienso quemado no solamente lo purificaba, sino que también significaba la emancipación de su persona, manifestando su carácter divino.

Por este motivo la respresentaciones en la que se hace la ofrenda a los dioses se realiza con incienso y tiene mucho más sentido que el perfume que puede producir.

En el rito de la divinación de un difunto, se usaba con fines mágicos el incienso. El nombre de esta sustancia, cuyo nombre egipcio [senetcheri] significa «hacer divino«, no da lugar a confusión.

El Incienso Tipos y Uso

En el año 753 A.C. El Monje Jianzhen o Ganjin quien introdujo la secta Ritsu o Vinaya (Budismo Vinaya) en Japón. Prescribió reglas muy precisas sobre como debía ser la vida de los monjes y monjas que practicaran sus preceptos. También es conocido por el utilizo de bolas aromáticas de incienso llamada Takimono para usos medicinales. Según este venerable monje el incienso posee las siguientes virtudes.

  • Facilita la comunicación con lo trascendente.
  • Purifica cuerpo y mente.
  • Alivia de pensamientos obsesivos y serena el espíritu.
  • Mantiene la mente alerta.
  • Nos acompaña en la soledad.
  • Trae paz en momentos de ajetreo y estrés.
  • Cuando abunda, quemar mucho no cansa.
  • Cuando escasea, usar un poco también satisface.
  • Aunque el tiempo haya pasado, mantiene su aroma.
  • Usarlo habitualmente no hace daño.

Incienso prensado

Los inciensos se elaboran con diferentes materiales que se pulverizan y le otorgan el aroma característico. Posteriormente son prensados después de mezclarse con aglomerantes que forman varitas, conos y otras formas que podemos encontrar actualmente.

En la antigua Arabia, el incienso se llamaba turífera, y el primero que se considera es el macho llamado stagonías, que es redondo, entero, blanco, partido por dentro, es graso y arde rápidamente al quemarlo produciendo un perfume.

Gomoresina Boswellia

El índico es de un color rojizo y cárdeno, que se hace redondo cuando le dan forma en recipientes de barro. Con el tiempo se pone amarillo dorado, y su nombre es suagrio. Otro es orobías y el esmilioto, que algunos llaman copisco, es más pequeño y anaranjado.

Todo tipo de incienso se falsifica con resina de pino tratada y con goma, para reconocerlo es fácil, la goma al quemarse no produce llama, la resina en cambio, se reduce toda a humo, mientras que por el contrario el incienso arde. El olor también evidencia la diferencia entre los dos.

Inciensos de Jazmín son buenos para limpiar, disipar o armonizar ondas psíquicas negativas que pueden permanecer en el ambiente, y sobre todo para combatir estados de ansiedad y nerviosismo.

La Lavanda es muy útil para combatir el miedo, es un calmante natural. La Mirra es purificador y propicio para la meditación. El Sándalo ademas de equilibrar y proteger; ayuda a conciliar el sueño y otorga un buen reposo.

Si quieres practicar Aroma-Terapia, es mucho más óptimo quemar aceites esenciales que inciensos.

El Sahumerio

La definición que tiene la R.A.E. de Sahumerio es el proceso y resultado de sahumar. Así la definición completa es la siguiente:

  1. m. Acción y efecto de sahumar.
  2. m. Humo que produce una materia aromática que se echa en el fuego para sahumar.
  3. m. Materia quemada para sahumar.

Así que cuando nos referimos a sahumerios, queremos decir que es un conjunto de hierbas o elementos que debes quemar en el carbón o brasas. Podemos preparar diferentes tipos de sahumerio con hierbas, resinas aromáticas, especias a los cuales podemos añadir también aceites esenciales. El Sahumerio es la manera de quemar incienso mejor elaborada para los ritos sagrados con inciensos.

Resinas Sagradas

En la R.A.E se denomina al incienso como Gomoresina en fomas de lágrimas, de color amarillo blanquecino o rojizo, fractura lustrosa, sabor acre y olor aromático al arder.

Estas resinas se originan de árboles de la familia de las Burseráceas, originarios de Arabia, de la India y de África. Esta resina que se obtiene se quema en carbón o brasas en distintas ceremonias religiosas, de culto o mágicas.

Algunas de las resinas utilizadas para estos ritos son El Incienso Olíbano, El Copal, la Mirra, y el Benjuí entre otros.

Incienso Olíbano

Como hemos comentado antes del Árbol llamado Olíbano (Boswella Sacra) se obtiene una resina conocida como Incienso Olíbano, también llamado incienso franco o Franco-incienso.

La quema de este incienso confiere mayor conciencia y es por esto que se usa en ceremonias religiosas ademas es un excelente purificador. La mezcla del incienso Olíbano con granos de enebro se usa como sahumerio para alejar vibraciones negativas.

Incienso de Copal

En Incienso de Copal es otro tipo que proviene de los árboles de la familia Burseraceae.

Este se extráe haciendo una incisión en la corteza del árbol seleccionado. El Copal (Bursera Bipinnata) en la época prehispánica en Mesoámerica se le conocía como copalquáhuitl.

La resina que se nombra como Incienso de Copal se usaba en ceremonias espirituales, mágico- religiosas, terapias o como ofrenda a los dioses. Su quema en sahumerios es muy indicada para hacer limpiezas energéticas.

La Mirra

La Mirra (del latín myrrha) era muy apreciada en la antigüedad debido a sus diferentes usos en la elaboración de perfumes, ungüentos, inciensos, y como anestésico y tónico. También tenía un uso para embalsamar a los muertos y se utilizaba en ceremonias de culto.

La obtención de la Mirra es haciendo una incisión en la corteza del arbol Commiphora Myrrha, de la cual exuda una resina de tipo gomoso, de un color amarillo y que cuando se seca tiene formas irregulares y una tonalidad pardo-rojiza.

Este árbol crece al noreste de África, Arabia y Turquía. Se utiliza mucho en la quema en sahumerios porque está indicada como fuerte protector y como refuerzo en la meditación.

El Benjuí

El Benjuí (Styrax Benzoin) es un planta de la familia Styracaceae, su origen es de las islas de Sumatra, Java y Borneo. El Benjuí de Sumatra (Styrax paralleloneurum) y el Benjuí de Siam (Styrax Toncinensis) que también pertenecen a la misma familia, tienen su origen en el sur de Asia, y adquieren las mismas propiedades y características que la planta Styrax Benzoin.

El tipo de resina se obtiene al realizar una incisión en el tronco de la planta, que exuda su líquido resinoso que una vez se ha secado se le conoce como incienso de Benjuí. Su quema en sahumerios está indicada para purificar emplazamientos donde hay enfermos, ya que ayuda en la recuperación y disipa ondas psíquicas de influencia negativa.

Palo Santo

A esta planta Bulnesia Sarmientoi se la conoce popularmente como Palo Santo y se ha venido utilizando desde tiempos antigüos en Rituales Espirituales Chamánicos por los pueblos andinos.

Este árbol es rico en aceite y combustiona muy fácilmente, puede quemarse directamente cuando tomamos un poco de madera del árbol, el cual produce un humo de color blanco. Es muy recomendada en sahumerios para elaborar ceremonias rituales, limpiezas energéticas y como purificador.

Si lo utilizas en Aroma-Terapia, la quema del aceite de Palo Santo es perfecto para combatir el estrés y tiene propiedas muy relajantes.

Sangre de Drago

La planta Croton Urucurana Baillon recibe el nombre de Sangre de Drago, y recibe su nombre porque una vez que está seca su resina es de color rojo. Esta planta es de la familia de las Euforbiaceas.

Este árbol es originario del Sur de América donde tiene distintas denominaciones como Sangre de dragón en Huachipaeri (Perú), Sangra d’ água en Brasil; Jawaniney; Balsa macho; Palo de drago; Huambo; y Zangrado.

Como en los otros árboles para obtener su resina necesitas realizar incisiones en su tronco, el cual exudará un líquido que una vez se seque y se endurezca, está listo para ser usado. Esta resina se le denomina Sangre de Drago, y era valorada por su gran poder curativo. En la antigüedad se utilizaba como medicina que trataba varias dolencias y para cicatrizar heridas.

Se quema en sahumerios para potenciar estos, también para limpiezas energéticas o alegar entidades negativas. Se utiliza también para atraer riqueza mezclada con otros ingredientes.