Boswellia Serrata – El arbol del incienso bíblico y con poderes mágicos

La boswellia Serrata es un árbol de la familia botánica Burseraceae.

En inglés se la conoce como Indian olibanum.

Las propiedades de la Boswellia son muy apreciadas comercialmente, y el género de la boswellia está compuesto por 28 especies de árboles y arbustos. Además de la B. Serrata, la especie Boswellia frereana, Boswellia papyrifera y Boswellia Sacra Flueck (sinónimo B. carteri) son también especies de importancia comercial, las cuatro especies se comercializan bajo el nombre de francoincienso. A veces podemos ver como nombre comercial Boswellia Solgar.

Arbol boswellia serrata

Distribución de la Boswellia

Este arbol es originario de la india y de Arabia Saudita.

De manera habitual, las zonas donde se encuentra la B. serrata en la India, son el Punjab indio, Uttar Pradesh, Madhya Pradesh, Rajasthan, Maharashtra, Andhra Pradesh, Karnataka y Tamil Nadu. Más específicamente, la B. serrata se encuentra en los siguientes estados indios: Karnataka, Kerala, Tamil Nadu, Andhra Pradesh, Chattisgarh, Orissa, Bengala Occidental y Maharashtra.

La Boswellia frereana es nativa de Somalia; también se ha reportado en Etiopía y Yemen.

La Boswellia papyrifera es autóctona de Camerún, Chad, Etiopía, Eritrea, Nigeria, Sudán y Uganda.

La Boswellia sacra (sin. B. carteri) tiene una distribución dispersa en Arabia (Omán y Yemen; fenotipo de B. sacra) y Somalia (fenotipo de B. carteri).

Forma de aprovechamiento y producción

Una de las fomas de explotación de esta planta es el exudado de resina de oleoginosas secada al aire, que se saca al hacer pequeñas incisiones en la corteza del árbol.

Lo que se obtiene es una resina que suele estar seca, y es el producto más utilizado, en la medicina ayurvédica ha sido uno de los productos extrella para muchas afecciones.

En los mercados americano y europeo, la B. serrata se vende casi exclusivamente en forma de extractos de resina. Los extractos pueden estandarizarse en base al contenido de ácidos totales, ácidos orgánicos, ácidos boswélicos (BA; 60-70%), ácido 3-O-acetilo-11-keto boswélico (AKBA; 30%), o ácido 3-O-acetilo-β-boswélico (AβBA; 20%).

Comercialización

La distribución comercial de B. serrata proviene casi exclusivamente de la India. Por lo tanto, el país de origen proporciona un indicador importante, de donde proceden las resinas de B. serrata y la certeza de que no han sido falsificadas. En particular, debe verificarse rigurosamente la identidad botánica del material originario de África, Arabia y China.

Tanto B. papyrifera como B. sacra (y posiblemente otras especies “no comerciales” de Boswellia) también contienen BA (ácidos boswélicos) y presentan propiedades analgésicas similares. Por lo tanto, los protocolos de garantía de calidad limitados a la cuantificación del contenido de BA por HPLC pueden no detectar adulteración con estas especies. Y las empresas que sólo cuantifican ácidos totales o ácidos orgánicos totales corren un riesgo aún mayor de aceptar material adulterado.

Así que no solo comprueba las cantidades de los componentes de la boswellia, sino también su procedencia, así no te meterán gato por liebre y te lo cobrarán a precio de oro.

Durante la última década, las ventas de B. serrata han seguido creciendo en proporción con el creciente conjunto de pruebas que respaldan su eficacia clínica. Quizás la mayor amenaza para la continua expansión de este sector es la presencia de productos adulterados e ineficaces en el mercado.

Poderes mágicos de la Boswellia

Estos ácidos boswélicos que hemos descrito de la planta cada día se van descubriendo nuevos usos y propiedades eficaces contra un gran número de enfermedades. Cada día nuevos estudios confirman sus propiedades anticancerígenas a la vez que refuerza el sistema inmune. Lo interesante es que sus efectos secundarios son casi nulos.

Tratamiento del Cáncer

Como la boswellia reduce las condiciones inflamatorias, es beneficiosa cuando se produce un edema cerebral que ocurre con los tumores cerebrales, ya que realiza una acción antiinflamatoria que consigue reducir los efectos del cancer.

Tiene otro beneficio y es que ayuda a eliminar o al menos reducir la necesidad de usar esteroides cuando tienes un tratamiento contra el cancer, y reduces los efectos adversos de los esteroides beneficiando al cuerpo.

En otro aspecto la boswellia impulsa un cambio en los procesos celulares que acarrean la desintegración de las membranas celulares, lo que crea una reacción en cadena en aquellas células de leucemia provocando su muerte, según diversas investigaciones llevadas a cabo por la Universidad del Estado de Colorado en USA.

Artritis

La boswellia al mejorar cualquier proceso inflamatorio ayuda en los síntomas asociados con la artritis. Estos propiedades antiinflamatorias reducen la inflamación asociada y el dolor en las articulaciones en aquellos pacientes con oteoartritis, mejorando en muchos casos el incremento de la movilidad, y a que las articulaciones tengan mayor resistencia.

Síndroma del Colon Irritable

Diversos estudios afirman que la boswellia es uno de los mejores tratamientos naturales que existen para el síndrome del colon irritable. Combinando la boswellia con los probióticos conseguimos reducir la inflamación intestinal al inhibir la citocina TH1, y al mismo tiempo conseguimos estimular la producción de citocina TH2.

La proteína TH1, fomenta el crecimiento de células malignas y la aparición de inflamación intestinal, mientras que la proteína TH2 incrementa la producción de nuevas células en el intestino.